Debido a la concentración de gente en el Centro Deportivo y debido a la dureza de los entrenamientos, a unas horas determinadas “en la sala, se enrarecía el aire”, acudimos a elaroma.com y tras unas pruebas nos pusieron un ambientador evaporativo, nada molesto, ni ruidoso, ni aparatoso, con un agradable aroma de mango y ahora, aparte del ejercicio, ofrecemos y premiamos a nuestros abonados con un ambiente natural donde relajarse y ayudar a cuidar y mimar su cuerpo.